Los labios del coño, Buscando a Nemo y Las flores.

Los labios vaginales, o del coño, chocho, potorro o toto, son tan diversos como lo son los senos, los penes o los testículos. No existen los mal llamados “labios del coño normales”. La normalidad en lo referente a nuestros cuerpos es un invento de la ciencia androcéntrica occidental para poner límites a la diversidad. Determinar qué es patológico y qué no es más fácil por descarte que por un ejercicio de reflexión individualizada. “Es muy sencillo. Si no encaja en lo que NOSOTROS hemos denominado como normal, entonces es anormal”, dirían algunos doctores.

Las vaginas, los labios que las rodean, los clítoris, etc han sido bellezas admiradas con ojo clínico, frío, investigador, acusador, moralizante. Pero en pocas ocasiones han sido contempladas con ojo compasivo, mullido, comprensivo, amoroso. Yo nunca enseñé el coño a mis amigas, y tardé en mirarlo yo misma. Tuvo que pasar tiempo hasta que yo decidiese fotografiar, saborear y observar con detenimiento la flor que hay entre mis piernas.

Si conseguimos sacar a la ciencia de nuestros coños, comprenderemos que en todo caso son funcionales (nos dan placer y pueden darlo, a veces se convierten en canal de un parto, son la vía de salida de nuestra menstruación al exterior…) y que su variedad es un auténtico tesoro. No hay dos coños iguales.

En cuestiones estéticas, los labios vaginales merecen una mención especial porque muchas veces causan inquietud y estupefacción. Sobre todo si sobresalen, si cuelgan, si son desiguales. Pero la verdad es que nada de esto es patológico, ni tiene por qué ser operado, extirpado o tratado.

Aunque puede haber molestias derivadas de unos labios vaginales grandes o que sobresalgan, en general son molestias que pueden paliarse con trucos y un poco de autoconocimiento. Por ejemplo, si durante la penetración resultan una “barrera”, se pueden apartar con los dedos suavemente. Que sobresalgan cuando nos ponemos el bikini es lo más natural del mundo. No he conocido a ningún tío que se plantee extirparse el pene si se le nota debajo del bañador…

Con todo, cuando no se encaja en el maldito “cánon de coño” se pueden sufrir vergüenzas y miedos. Aunque es difícil mirarse con otros ojos, basta con echar una ojeada ahí abajo y ver los coños de otras mujeres para comenzar a aceptar el nuestro como algo único, exótico y bello.

Buscando a Nemo” o la aceptación de la diversidad

Después de este pequeñísimo repaso a la anatomía del coño, llegamos a “Buscando a Nemo”. No se si habéis visto la película pero, con sus más y sus menos, es un bello alegato a favor de la diversidad. El protagonista, Nemo, es un pez payaso resultón, tímido y miedoso que tiene dos aletas desiguales. Una de tamaño (mal denominado) “normal” y otra muy pequeñita.

Muchas veces he fantaseado con la idea de rodar otra película en que la protagonista sea una adolescente simpática y aventurera, acomplejada por sus labios vaginales desiguales. Como en el caso de Nemo, el camino a la aceptación no sería fácil ni corto para ella, pero estaría repleto de experiencias y enseñanzas.

A los coños, como a las flores, hay que mimarlos

Nuestros coños son como flores. Cada uno tiene su olor, su apariencia y su textura. Para que apreciemos su belleza os propongo dos ejercicios sencillos:

  1. Observa tu coño en un espejo: Hazlo, a ser posible, con luz natural. Si usas un chorro de sol que incida directamente sobre tu flor, mejor que mejor. Así sentirás la calidez y observarás los brillos, texturas y colores de tu querido toto.
  2. Haz una serie fotográfica cuyo protagonista sea tu coño: Usa flores, telas, distintas luces, para capturar las instantáneas de tu chochete. Utiliza tus dedos para abrir sus pétalos, cerrarlos o crear sombras sobre él. Haz luego una selección y, por qué no, compártela con tus amigas y anímalas también a ellas a fotografiar sus coños.

Por último, os propongo visitar The Vulva Gallery (La galería de las vulvas), para observar y disfrutar de esta enorme diversidad:

Web: https://www.thevulvagallery.com/gallery/

Instagram: https://www.instagram.com/the.vulva.gallery/?hl=es

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s