El porqué escribo sobre Orgasmos

Estoy escribiendo una serie de capítulos o relatos cortos que forman parte de un proyecto que he bautizado “Aurora y los orgasmos”. No se cómo sonará desde fuera. Para mi estuvo claro desde el principio: quería contar la historia de una mujer bisexual partiendo de diversos orgasmos que ella misma había experimentado.

Cada capítulo gira en torno a un encuentro distinto. Uso la sexualidad como una excusa para hablar de otras cosas. La precariedad, las expectativas, los miedos, el paso del tiempo… Y me apetece explicar el motivo. ¿Por qué usar la sexualidad, y en concreto los orgasmos, para indagar en la vida de la protagonista?

La sexualidad de las mujeres es un terreno frondoso, lleno de vida y placeres. Pero también es cierto que la historia y diversos mecanismos de control se han encargado con fiereza de invisibilizar, denostar y censurar los placeres femeninos. No solo éstos, en realidad cualquier sensualidad que escapara del cánon coitocéntrico y heterosexual era perseguida y considerada peligrosa.

Partiendo de esta situación, me gustaría resaltar que lo erótico siempre encuentra un camino. Debajo de las faldas, en los parques de las grandes ciudades, en la oscuridad de la noche, las mujeres y todos aquellos que decidieron no renunciar a su ser sexual han encontrado la manera de disfrutar.

La protagonista de esta serie de relatos es el primer personaje que construyo que me acompaña (o a la que acompaño) durante bastante más de 1000 palabras. Me gusta pensar que Aurora está vengando a todes aquelles que fueron perseguides, condenades y violentades por no ceñirse al estrecho camino que les habían reservado.

No hay nada más difícil que salirse de lo establecido en este mundo de preceptos, estándares y obligaciones. Pero, al mismo tiempo, hay pocas cosas que brinden más sensación de estar viva que salirse de lo que se espera de una para explorar lo que una quiere de sí misma. La ficción es un terreno perfecto para dar alas a todas estas posibilidades. No se tiene por qué explicar en qué se basa una determinada situación ficticia. Puede haberse experimentado en primera persona, puede ser una total invención, puede ser una historia que nos han contado… no importa. Lo único importante es que Aurora explore, se abra de piernas, se quiera y explote, tantas veces como ella desee, en los brazos que ella quiera, con la alegría que todes merecemos y la libertad para tomar sus propias decisiones.

Si la ficción se llenase de personajes capaces de desoír las advertencias y entregarse a su verdadero yo erótico, quizás comenzaríamos a aceptar que el sexo, la intimidad, la empatía y el amor son elementos con posibilidades y combinatorias infinitas. Lo único inamovible en la ecuación es el respeto y la comunicación. Aparte de esto, todo sería posible.

Aurora y los orgasmos es mi diminuta apuesta, mi ligero grano de arena, para contribuir a hacer más visible la montaña de producciones que se centran en otros discursos, en otras maneras, en otros futuros. Todo lo que en mi vida he leído y he visto que se salía de lo establecido me ha convertido, paso a paso, con dificultades y sin ser un proceso terminado, en una persona más libre. Aunque ahí siguen estando mis miedos, mis reservas y mis convenciones, confío en la exploración de ficciones para la construcción de realidades más amables, más inclusivas, mejores.

Aquí os dejo un artículo que me gusta sobre los orgasmos de las mujeres, que son tan variados como lo son los cuerpos, con ovarios o sin ellos, con pene, con pechos o sin ellos… El orgasmo disidente, aquel que no sucede bajo los preceptos de lo esperado, es de por sí revolucionario. Ojalá abrazar nuestros deseos, sean oscuros o luminosos, para poder compartirlos con otra gente y disfrutarlos en seguridad y en libertad.

Menos misterios en torno al orgasmo femenino y más explicitarlo, narrarlo, mostrarlo y, ante todo, disfrutarlo.

2 comentarios

  1. ¡Acabo de descubrirte y me están encantando tus relatos! 🙂 Esta sección que comentas sobre los orgasmos, me parece muy interesante, el hecho de escribir de mujeres sin prejuicios, de sus placeres, miedos, frustraciones, etc… Algo que la sociedad en general nos ha estado negando durante siglos, y me parece una fórmula exquisita para reinvidicarlo. ¡Enhorabuena! Tienes una fiel seguidora desde ahora por aquí 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s